jueves, mayo 20, 2010

Vuela alto

Hace apenas una semana se cumplían los dos años desde que Fortunato llegó a casa y hoy la ha dejado.
Sin saber cómo, ha conseguido escaparse de la pajarera y, por más que le he buscado y preguntado, nadie le ha visto. Quiero creer que esa mejoría en su vuelo, a pesar de ser la culpable de que no se haya quedado cerca, le permitirá llevar una buena vida en libertad. Y que todos los atracones que se ha dado le hayan proporcionado la fuerza suficiente. Eso es lo que quiero creer.
Pero lo cierto es que no me lo creo, que no sé qué va a ser de mi pequeñajo y que me siento tan triste como impotente.
Vuela, Fortu, vuela muy muy alto, que nada te alcance y que sigas derrochando felicidad. Y si en uno de esos vuelos llegas de nuevo a casa, me harás inmensamente feliz.

4 comentarios:

Lenka dijo...

Lo siento mucho, Lala!!! Está visto que estos pequeñajos nos dan casi tantos disgustos como alegrías...
:S

Pero atrévete a soñar, qué demonios. Seamos un poco Disney y soñemos con que Fortu vuela alto, libre, feliz y recordando a Lala, que tanto y tan bien le cuidó.

Un beso enorme!!

Trinidad dijo...

Claro, mujer, ¿por qué le tiene que ir mal? Piensa que está sanote y que podrá sobrevivir sólo. No te preocupes, aunque entiendo que sea inevitable.

Jose dijo...

Tu sabes mejor que nadie que son listos!!y hambre no va a pasar, el instinto es el instinto ;)

Yo tuve una vez un inseparable que abrió la jaula y se fue "volando". Volando entre comillas porque tenia las alas recortadas y por aquel entonces vivía en un sexto. Como no encontré el cadaver en la calle, supuse que consiguió volar...aunque me gusta pensar que es que el tio de la tienda lo tenia enseñado para escaparse y volver y asi hacer negocio...jaja!!

Cris dijo...

Lo siento mucho Lal!!! Pero ya verás como sabe sobrevivir solo, y Fortu vuela alto, libre y contento de haberte tenido a ti.
Besos.