miércoles, junio 02, 2010

Maki-nando y otras delicias



El pasado fin de semana tuve el privilegio de ser instruida en el arte del sushi y sus derivados, de las manos (llenitas de arroz) de Ali.
No os podeis imaginar lo laborioso que es esto de la comida japonesa. Una que pensaba que comer pescado crudo tenía que ser el colmo de la comida rápida, no podía estar más equivocada.


Y eso que el "según la más pura teoría" nos lo pasamos un poquito por el forro, o aún estaríamos allí, rastrillando el arroz con una paleta no metálica....


Eso sí, el tiempo invertido vale la pena, además de ser super divertido para hacer en grupo. Supongo que sola será algo más desesperante, pero ver a los demás con bolas gigantes de arroz en lugar de manos da para unas cuantas risas.


En definitiva, nos marcamos una cena japo maravillosa con nuestros makis, niggiris (todo ello con su alternativa antianisakis), ensalada wakame con langostinos, pepino y aguacate y pollo con salsa Yuzu Kosho. Y, de postre, helado de té verde.

Debo añadir que hay dos ingredientes fundamentales para que todo salga a las mil maravillas: la compañía y cierta terracita con hamaca...
;)

5 comentarios:

Jose dijo...

(0_0)Desde luego que tienen mejor pinta que la mayoria de lo que te puedes encontrar en restaurantes japos!!!

Ado dijo...

Que manitas estais hechas. Como dice Jose, todo tiene muy buena pinta....

Ali dijo...

Un placer instruirte en la más pura teoría japonesa.

Lenka dijo...

Cielos!!! Con lo mono que es el shushi y que a mí no me guste!! Qué patana que soy!!!! Ahora sí, al heladito de té verde me apuntaba pero que ya. Y mi Trasto se iba a poner las botas, porque eso de la comida japonesa le chifla!!!!

Artistazas que sois!!!!

Malénღ dijo...

AMO EL JAPONES, mi hermana y yo nos escapamos SIEMPRE al restaurante.
LOS YAKITORI fueron lo primero que conoci ^o^: que buena pinta todo, enhorabuena a la cocineraaaaaaaaaaaaaaa