domingo, octubre 08, 2006

Incoherencias

Es curioso el modo que tengo de tomarme las cosas. Muy diferente al de otros, muy diferente al de mí misma, en el lapso de un microsegundo.

No alcanzo a entender por qué, algunos días en los que todo va bien, un monosílabo, un gesto, un haz de luz pueden parecerme terribles. O ni siquiera necesitarlos para entristecerme.

No alcanzo a entender por qué, algunos días en los que todo va mal, un monosílabo, un gesto, un haz de luz pueden parecerme maravillosos. O ni siquiera necesitarlos para alegrarme.

No alcanzo a entender por qué no intento alcanzar ese por qué.

Hoy solo alcanzo a sonreir.

3 comentarios:

Ana Rita dijo...

Mi inesinha!!!!!!!! Que saudades... Te crees que solamente ahora conoci a tu sorpreendente blog? Seguro que volvere a velo más despacio... ;) Un besazo muy grande

Paccini dijo...

Holaaaaaaaaaaa
¿Que pacha ines?, adivina kien soy: lalalaaaaaaa, o mejor dicho: LA LA LAAAAALAITH.
Por fin he encontrado ande dejar mi huella, me ha costado y he necesitado un guia, pero total...se me va a olvidar asi que para que gastar mas palabras y tiempo en hablar de ello, no? jjj
Te tengo fichada y decirete que me mola tu blog y que pongas fotos en blanco y negro, kedan chulas. Byyyeeee. See you.
Namariëeeed, aguuurrrr

Hada Gris dijo...

Yo hago lo posible por quedarme siempre con esos gestos, momentos que hacen que sólo te salgan los haces de luz. Los malos los elimino con alcohol etílico y un algodoncito, como si de manchas se tratase.