martes, diciembre 09, 2008

Todo por aprender

Cuando hay tanto que decir que hasta sobran las palabras.

12 comentarios:

Ina dijo...

Lo he visto en el telediario.
Se me encoje el alma :(
Nosotros nunca lo haríamos.

Kaken dijo...

Nosotros nunca lo haríamos? No entiendo, Ina...
Un bes a las dos con el mismo sentimiento.

hannuskah dijo...

Yo ya lo vi hace unos días y la verdad es que rompe el corazón ver algo así... y nosotros consideramos "animal" como descalificativo... en fin, sin palabras :(

Lenka dijo...

Lo vi también en el telediario y lloraba como una loca, abrazada a esa perra que tengo hace tan poco y que me llegó por vía parejil. Soy de gatos, admiro a los perros, pero de lejos. Me cansan con su fidelidad y sus mimos. Aún me estoy acostumbrando a querer a esta, pero no se puede negar que te ganan cada día.

Ina dijo...

Iba por un anuncio que había hace años "Él nunca lo haría" (abandonar, se entendía). Pues eso, que ese slogan se nos puede aplicar "nosotros nunca seríamos tan generosos" No se simesentiende :)

Ali dijo...

Pues sí, sin palabras. No puedo decir otra cosa.

Jose dijo...

Muuuu fuerte.....

Cris dijo...

Totalmente de acuerdo, Lal...sin palabras.
Besos.

Juan dijo...

Es impresionante y conmovedor.

Yo creo que nosotros sí lo haríamos y lo hemos hecho. Actos de heroísmo insólito en las guerras, Teresas de Calcuta, Ghandis y tantos millones de personas anónimas que han ido construyendo un mundo mejor y más justo con su esfuerzo, sacrificio y, en ocasiones, sus vidas.

El hombre es un lobo para el hombres, es cierto. Pero no menos cierto que también hay Irenas Sendler.

Un abrazo

sonita dijo...

Se me saltan las lagrimas :(

Cada día quiero más a los animales,son más humanos que nosotros.

Me ha conmovido un montón.

Anónimo dijo...

La escena es conmovedora, realmente, pero la veo sin volumen. No sé pues si el segundo perro trabaja amaestrado para la empresa de autopistas, o va por su cuenta. ¿Alguien lo sabe?
En cualquier caso, como ya otra persona dice antes que uno, los humanos también hacen cosas semejantes, y más a menudo -sólo faltaría-: el ser vivo que más daño puede hacer a una persona es... otra persona; y el ser vivo que más puede ayudar a otra persona es... otra persona. Lo alucinante es que a veces las dos son... la misma persona.
Pensemos también que quien filma la película, y quienes la difunden, son personas. Y que quienes criticamos la conducta humana, salvo que haya dioses o extraterrestres, somos nosotros mismos. Gloria y barro, todo mezclado.
No se me entienda mal, por favor.
Un saludo. Mr. Mojo Risin´.

Anónimo dijo...

Perdón por suponer, estúpidamente, que el perro podría estar adiestrado por humanos para hacer eso.
Por otra parte, señalo esto, también increíble, sobre comportamiento de lobos. Es un libro autobiográfico: De Fonseca, "Sobreviviendo con lobos", Editorial Martínez Roca. Una niña de siete u ocho años sale de Bélgica, caminando, en busca de sus padres, desparecidos. Eran judíos (los nazis...). Llegará hasta el gueto de Varsovia, entrará y saldrá. Y luego a Ucrania. Pero, lo que importa: en dos ocasiones será adoptada por lobos. Todo esto en la II Guerra Mundial y rodeada de nazis. ¿Fábula real...?
Mr. Mojo Risin´.