domingo, septiembre 02, 2007

2 días

El insomnio persiste, pero no las pesadillas.
Los nervios han decidido esconderse. Están ahí, latentes, lo sé, pero se niegan a dejarse ver. Como esa espina que se clava y duele y duele esperando que alguien la saque y termina enquistándose harta de que no acaben con ella. Solo te engaña, porque realmente sigue ahí, dispuesta a volver a doler en cualquier momento para recordarte que tienes algo pendiente.
La sensación ha cambiado, y creo que a peor. Puede que haya asumido que no tengo ninguna oportunidad, o simplemente puede que esté harta, demasido harta.

Llevo toda una vida en una habitación en la que había escondida una única llave que abriría la puerta. Encontré esa llave hace mucho tiempo, sé bien que no hay otra y, sin embargo, por más que lo intento, no consigo abrir la puerta.

Por los dioses, cuando demonios va a venir un cerrajero!?!?!?!?!?!?!

4 comentarios:

Cristina dijo...

Ánimo Lal, ya queda poco, y es normal que cuanto más se acerca el día del examen, más nerviosa estés. Pero seguro que te sale bien. Muchos besos.

Celadus dijo...

Mucha suerte, lal, no desesperes. Los últimos momentos siempre son los peores. Confía en tus fuerzas.
Un beso.

Anónimo dijo...

¡Estudiad, sin temor al suspenso, estudiad, estudiad universitarios del foro. Caeremos en junio, quebraremos en septiembre, aún restará diciembre, rojo será el boli que nos ponga un aprobado! ¡Estudiad, aprended, estudiad hasta el aprobado y el fin de los creditos! ¡Licenciadoooo!

Alatesta ;)

Lal dijo...

Ala!! jajaaj!! que puntazo!!! yo versioné esa misma para exámenes y era casi igual!!!
Mucha suerte a ti tambien, bicho, comételos!!!!
Y gracias mil a vosotros, Cris y Cel, veros por aquí ayuda más de lo que creeis.