miércoles, julio 09, 2008

Conseguido


Tras mucho huir y buscar escondrijos, la pequeña pelotilla escurridiza ha sucumbido ante mi cautivadora combinación de pesadez y pipas, je je.

En apenas dos días ha pasado de escapar de mi mano a subirse él solito, y es que no hay nada que no consiga una semillita de girasol y una dosis de pedorretas.

4 comentarios:

Cris dijo...

Lo conseguiste!!! Me alegro. Muchos besos.

Jose dijo...

ains!!si es que la que vale...ahora a jugar!!!

hannuskah dijo...

Qué cosa guapa!Aix lo que mola cuando se te suben a la mano y se quedan tan tranquilotes!

Ali dijo...

Era cuestión de días y pipas. La de momentos que te va a regalar este enanito gigantón.