miércoles, noviembre 05, 2008

La perla del Atlas


Tarde o temprano iba a tener que hacerlo para cuadrar horarios, y al final ha sido temprano. 

Mi cita con la danza oriental ha cambiado de lugar y es que, cuando una prueba lo bueno, no se conforma con lo demás.

Hace un par de semanas Ali me invitó a acompañarla a una de sus clases y, por supuesto, acepté encantada. Y salí más encantada aún. Por eso, desde hoy, compartimos profesora.

Y esto quiere decir que, para mí, no va a haber festival en Navidad, que no voy a tener que tocar la pandereta mientras fallo un paso tras otro, y que puedo despedirme de los nervios y el estrés que empezaba a suponerme cada clase.

Yujuuu!!!

8 comentarios:

Cris dijo...

Oleeeeee. Me alegro un montón!!! Ahora a aprender mucho más. Ya contarás que tal el primer día. Besos.

Ina dijo...

Ah nonononó. Yo quiero esa actuación de Lala meneando los siete velos!

Eli dijo...

Ya no queremos fotos...
Ahora queremos un ¡¡¡VIDEO!!!

Jose dijo...

yo que me alegro Lal, que cuando una cosa que se supone es para disfrute te empieza a suponer lo contrario es mejor cortar por lo sano!!

pero eso si, fotos o videos seguimos queriendo!!!!

Ali dijo...

Bienvenida :-)

La actuación llegará, pero más adelante.

hannuskah dijo...

Aix qué guay!! Yo quiero veros a las 2! Así que preparad una actuación juntas para esa cita pendiente O:-)

Lenka dijo...

Ole, ole!!! Dí que sí, Lala, disfruta mucho, que es de lo que se trata.

Moon dijo...

Hola!!
Después de mil años vuelvo a pasarme por aqui!
Tenemos una Shakira por descubrir!

Un besote grande!