jueves, noviembre 20, 2008

Pequeños placeres I


Conducir con la música a todo volumen y cantando a voz en grito.
Hundir la nariz en el cuello de Pipo y quedarme así, oliéndole, todo el tiempo del mundo.
Bailar, verme y gustarme.
Llegar a casa y ver todos esos pequeños ojos brillantes que me miran.
Tener ganas, de todo.
Las 23h en el reloj, la manta hasta la barbilla y un libro en las manos.
Las coincidencias.
Los días de sofá y un capítulo tras otro.
Cerrar los ojos cuando sé que estás ahí.
Ver fotos antiguas, hacer fotos nuevas.
To the dancers in the ice , y llorar como una niña.
Una cucharada de leche condesnada a escondidas.
Las tardes lluviosas de domingo, un té en el escritorio, la persiana más subida que nunca y nada que hacer.
Serle infiel a Monti de vez en cuando.
Recordar.
Los ratos virtuales con mis chicas.
Saber que, por loco y estúpido que sea, voy a hacerlo.
Que me conozcan, de verdad.
Una canción para mí.
.......

14 comentarios:

Cris dijo...

Claro que sí. Todo eso y mucho más!!!
Besos.

Werewolf dijo...

Suscribo lo de la leche condensada, si señora... pero no una cucharadita no... mejor en un trocito de pan, a lo bestia, en plan rebosante... ñam, ñam...

Ina dijo...

Esto si que te ha quedado bonito.

Coincido en todas. Me falta un paseo largo en una tarde gris.

¡Preciosa entrada Lal!

Eli dijo...

Preciosa, Lal.
Da gusto comprobar como la gente comparte muchos de esos pequeños placeres, muchas de nuestras cosas favoritas.
Es gratificante saber que aún hay gente para la que lo meramente material no es la única fuente de felicidad.
Besos, guapa.

Ali dijo...

La vida sin estos pequeños placeres no es vida :-)

Raksha dijo...

Me encanta leerte así.

Anónimo dijo...

"La almohada lloró para colorear tus ojos"
No sé porqué me he acordado de ti al leer tu post y oir, simultáneamente, esa maravilla de Wilco ("A shot in the arm")

Besitos de los Ficedula hiruelensis ssp. montesclarii
JP

Lal dijo...

:) y aún hay muchos más...

JP, ni te imaginas lo feliz que me ha hecho leerte por aquí. Gracias por visitarme, y por esa canción. Preciosa.

Lenka dijo...

Tantos, tantos placeres!!! Qué sería la vida sin ellos? Parecen insignificantes y al final lo son todo.

Preciosa entrada, Lala. Leerte es uno de esos placeres.

Alberich dijo...

Comerse los garbanzos del puchero frios...mmmm...
Cuando suena una canción especial,inesperadamente,mientras das un paseo....
Sin estos placeres pequeñines nada merecería la pena!

Ado dijo...

Yo añado a todo eso, una tarde de charlas y risas alrededor de un brasero.

Jose dijo...

Si es que es verdad, sin esos pequeños placeres ¿que seria de nosotros?!! Y da alegria ver que todavia hay gente que los aprecia!!

JR dijo...

veo los tuyos y subo con "abrir una tableta de turrón de suchard"

me gutó tu entrada

Alberich dijo...

mmmm...suchard...

O comerse un ladrillito de esos rojos de gominola q tienen azuquita por encima..

mmm....