lunes, agosto 11, 2008

Dríade


Temblorosa, escondida en el hueco huraño,
resguardando su espíritu en un arbóreo abrazo,
siente como las hojas abandonan sus brazos,
mecidas por el viento se pierden año tras año.
Llegará con las nieves ese dulce letargo
hasta dejar paso a la febril primavera;
esperanzadores brotes nacen en su regazo
y hasta dios se pregunta cómo puede ser tan bella.

4 comentarios:

Albe dijo...

Jjejeje
me suena...del foro,no?
Preciosa, gracias Lalita!

Jose dijo...

que bonito!!!!y los dibujos que haceis son una pasada!!

Cris dijo...

Me encanta Lal!!!

Eli dijo...

¡Que artistaza!