miércoles, febrero 28, 2007

Sin fin...

...........También la desgracia te ha tenido que tocar a ti, mi niño.

La mala racha no acaba. Y encima la de hoy ha sido la más traumática. Espero que todo quede en un susto y que Beren se recupere pronto. Aún así el susto ha sido de los gordos.
Pipo le ha picado y le ha arrancado una uña. En la jaula había sangre por todas partes y Beren no paraba de gritar. Un horror.
Ya sé que las uñas rotas son muy escándalosas, pero todavía tengo el corazón dando vueltas por mi pecho sin poder parar. Menos mal que hemos conseguido cortar la hemorragia y ahora acabo de ir a verle y está posado con las dos patitas en su palo de dormir con carita de sueño. A ver que tal amanece mañana....
Y a ver que hago con Pipo....El pobre sé que no lo hace con mala intención, pero le he tenido que regañar y castigarle a volver a su jaula. Tendré que idear algo para que esto no vuelva a ocurrir.
Solo espero que esta racha abandone ya a mis peques, y que Jena le cuide mucho mientras yo no esté.

1 comentario:

bea pin dijo...

Uy...que mala uña...jajaja...

Bueno, ya pasó, y ahora sabes cómo actuar para la próxima..que no digo que vaya a pasar...pero siempre se aprende de estas cosas.

A mi gata Nani la dan como ataques epilécticos, no se, la tengo que llevar al veterinario, pero el primer día...mira que susto...ahora ya sabemos que tenemos que tranquilizarla y tumbarla...de todo se aprende ¿no?

Besotes a ti y a tus "bichos"