sábado, noviembre 10, 2007

Mis enanos

Y seguimos con el rescate!
Ya que voy a eliminar el sub-blog Mi reino animal, me veo en la inexcusable obligación de hacer aquí una pequeña presentación de mis enanos.

NEURE

Es el que más tiempo lleva con nosotros, ya casi 12 años que cumpilrá en unos meses. Su llegada fue la respuesta a mis 14 años pidiendo un hermano. Bueno, resultó ser un poco más peludo, pero es un bebé eterno y eso es una ventaja :P Supuestamente es una mezcla entre Shi-Tzu y Lasha-Apso, de ahi ese aspecto de Fujur achaparrado que tiene...Sus padres, Tedy y Linda, que en el cielo de los perros están, eran de mis tíos, y así llegó esta croqueta a mi casa. Es la cosa más mimosa y juerguista que te puedes echar a la cara...

FIZ

Llegó a mi casa hace ya casi dos años, el día en que una mujer entró en la tienda de animales donde yo trabajaba entonces con una caja de zapatos diciéndome "para vosotros". Allí estaban Fizban y sus 6 hermanos. Todos dormían pero él levanto la cabezita para mirarme con sus ojillos. No hubo opción, tuve que quedarmelo. Y con esa carita de despiste no podía tener otro nombre... Después de un año descubrimos que él era ella, pero creo que a ninguna de las dos nos ha importado lo más mínimo :P

BEREN Y JENA


La historia de esta parejita es un poco más larga.Beren lleva conmigo casi tres años. Conseguir el permiso paterno para tenerlo no fue nada fácil, pero como puedo ser la persona más pesada del mundo cuando me lo propongo (y, aveces, sin proponermelo) pues agoté todos mis recursos tostoniles poniendo tarjetitas en el cajón de los cubiertos, espejo del baño, dentro del azucarero, debajo d la almohada...Preciosas tarjetas con fotos de pericos y rimas made in Lal. Eso junto con la foto-voladora con que perseguía a mi madre surtieron efecto, y por fin recibí el tan ansiado "vale pero dejanos ya en paz!!!"Acompañada por Raksha y Sarapan me encaminé a por lo que yo quería: un periquito gris que se llamaría Gandalf. Y, mira por donde, terminé enamorada de una bolita azul que pensé en llamar Lata de Pepsi (que en parte es azul...), pero que terminó llamandose Beren por aquello de perpetuar el rollo tolkiendili. Año y medio estuvo viviendo en mi cuarto, que era más suyo que mío, igual que mi cabeza que se convirtió en su posadero favorito. Pero, ay!, cuando la hormona se revoluciona no hay nada que hacer. Se enamoró perdidamente de un mono de peluche amarillo, hasta el punto de volverse agresivo incluso conmigo. Solo tenia ojos y regurgitados para él... Asi que de nuevo tuve que hacer frente a la familia, y hace ya pasado un añito llego a casa una hembra rubia platino la mar de mona, y viven juntos en más compañía que amor. Son un "ni contigo ni sin ti", pero no pierdo la esperanza. Lo suyo hubiera sido llamarla Luthien. Pero se llama Jena, y espero que llenen mi casa de pequeñas berenjenitas!!!

PIPO


Y llego casi al final de mi lista mascotil, con él, Pipo. No es que no adore a los demás, pero Pipuelo es mi pasión. La nuestra fue una historia difícil, pero al final conseguimos estar juntos :D Este bichejo estaba a la venta en la tienda en la que yo trabajaba (aquella de donde salió también Fiz, qué peligro tengo...). Cuando entré a currar era el más odiado del lugar por borde, chillón, agresivo y un largo techado de "virtudes". Estaba bastante descuidado porque meter la mano en esa jaula era jugarsela. Pero como yo soy así de masoca decidí entregarme en cuerpo y alma a apaciguar a la bestia. Poco a poco fui consiguiendo que perdiese el miedo, que cogiese pipas de mi mano a traves de los barrotes, luego de mi boca, luego desde dentro de la jaula, luego que le rascara....y sin darme cuenta caí en sus redes. Librar era un suplicio...¿y si lo vendían? no, no podía consentirlo, asique prohibí a mis compis que lo vendieran, y finalmente un lunes llegué y me dijeron que habían estado a punto de llevarselo 3 veces ese fin de semana. Al instante estaba en caja pagando y haciendole oficialmente mío. En casa la noticia cayó como una bomba atómica que sonó a NO, JAMÁS! Un mes despues saqué a Pipo de la tienda y me lo traje a casa...hace ya año y medio. Ahora no podría vivir sin él...

CLOUD


Llegó acompañado de Tifa hace ya bastante, aunque ella nos dejó hace cuatro meses. Eran los peques de C, pero un día entraron en mi casa y... ahora la custodia es mía y no han vuelto a salir de aquí. Ahora que Tif no está, Cloud ha dejado de ser el calzonazos bonachón que era y de vez en cuando me arrea un mordisquillo que otro, pero qué no perdonarle a un viejete tan achuchable?

4 comentarios:

Ali dijo...

Me encanta tu tropa.

sonita dijo...

Se les toma muchísimo cariño a los animales.¡El día que a mi perra la pase algo me da un patatús!
¿Has probado a echar curriculum en Faunia?Siempre tienen anuncios de se necesitan biólogos.Un besito.

Lal dijo...

Uy Faunia, ya he tenido el "placer" de trabajar ahí. Si no hubiese sido por los bichos podría decir que ese lugar es la antesala del Abismo...

sonita dijo...

Vaya,con lo idílico que me parecía el Faunia :S