lunes, febrero 18, 2008

Una vez más

La maldición no se ha roto, que va...solo se apartó un momento para que me hiciera ilusiones. Pero esta vez no caí en su trampa.
Os voy a hacer un resumen del día (otro de ellos) en el que podría haberme licenciado. Bueno, seamos serios. Licenciarme no, pero sí que en los que asumes que lo peor que te puede pasar es suspender.
Me levanto a las 5:00 para repasar. El examen es a las 9:00 (y esta vez estoy segura). A las 7:45 salgo de casa y me monto en el coche. No arranca. Vaya por dios! que casualidad, justo hoy que mis padres están fuera y no puedo coger el suyo. Bueno, tranquila Inés, llevas tiempo de sobra, coge el autobús. 45 minutos en la parada escuchando cosas como "no sé qué pasa hoy, en la vida ha tardado tanto el autobus" y yo con unas lágrimas que se negaban a salir, incapaces de creerse lo subreal de la situación. Llega el autobús, corro hacia la estación del tren. Corro tanto que me caigo por las escaleras. Maravilloso, no queda nada de mí, ni física ni mentalmente. Consigo coger un tren y aparezco en la facultad, cojeando, tarde y con otro examen que nunca suspenderé porque, cómo suspender un examen que no se hace?
Me he derrumbado, sí. Me he venido abajo. Y ahora mismo me siento hueca, absurda, estúpida y maldita. Pero no hay por qué preocuparse. Mañana estaré bien. Nunca más volveré a tocar fondo como la última vez, porque nunca más volveré a hacerme ilusiones. Acepto la maldición y me las veré con ella, una y otra vez, las veces que haga falta.
Pero a partir de mañana, ahora necesito seguir siendo nada...

12 comentarios:

Ali dijo...

:-(

Cristina dijo...

Mucho ánimo, Lal. Ahora unas vacaciones y a coger fuerzas para el otro. Nunca pierdas la ilusión por eso que tanto te gusta. Muchos besos.

hannuskah dijo...

:-***************************

sonita dijo...

No te rindas.Lo conseguirás.Un beso y muchos ánimos.

Eli dijo...

Lal, no tengo palabras excepto una: adelante.

Anónimo dijo...

No te rindas. Sabes que es lo que quieres y que lo conseguirás por más que el puto azar se empeñe en gastar bromas de mal gusto. Desconecta unos días, carga pilas y adelante. Un abrazo enorme. Carlota.

Yure dijo...

Lo siento mucho niña :(. Mil besos de Sa y míos.

Yure

* La Niña Ninja * dijo...

Animo bonita!!! no dejes que un mal día te afecte!!! qué menudo día, pobrecita jooo!!! yo también soy muy dada a meterme una leche en esos días y acabar en lagrimillas...pero hay que saber reirse de uno mismo en esas situaciones, aunque sea difícil!

^3^ un besito de buena suerte!

Celadus dijo...

Ya sabes donde encontrarme.

Anónimo dijo...

No te preocupes, puede q no estuvieras preparada. La próxima vez todo saldrá bien, seguro. Un besazo y mucho ánimo!

Anónimo dijo...

se que no te servira de nada,peo piensa q alomejor no era el momento,cada uno tenemos un destino y alomejor tu destino no era hacer el examen pues por algun motivo,dtoas formas mucha suerte para la proxima vez.
BSKS!!

Nádir dijo...

Mi amor un abrazo muy grande. Sé lo que son maldiciones pero no te dejes enflojecer por que la vida es así y hay que luchar continuamente aún que se tenga que ir muchas veces a mordor. Tu y tu ilusión serán más fuertes que las maldiciones todas juntas. Eso es el importante. Un besazo****